NOTA: Aunque recibiré con los brazos abiertos a cualquier nuevo visitante, especialmente en lo que concierne a los proyectos de Vaho de la Bruma, nótese que este blog permanece enterrado desde Julio de 2013, tras un año de deterioro progresivo y otro de notable silencio (cf. Recapitulación). El Fénix que de estas cenizas quizá nacerá, en Scribd, si es el caso, lo hará.
Derechos: la imagen de cabecera pertenece a Platinum FMD, mientras que la del fondo es de ¿Eric Sin (Depthcore)?

domingo, 18 de julio de 2010

ASESINOS NATOS

Probablemente la importancia de esta película no recaiga en el argumento en si, sencillo de resumir, sino en la critica explicita que se expone a lo largo de esta, que se centra especialmente en el carácter voraz y capitalista de los medios de comunicación, en la atracción que produce la fama y el morbo, en la abundante violencia y crimen de nuestra sociedad.

Cronológicamente la historia tiene inicio en el ambiente familiar de la protagonista femenina, Mallory, representado como una comedia televisiva, lo cual contrasta crudamente con la realidad que se trasmite: insultos, represión de libertades, violencia de género, pederastia,…En esto aparece el carnicero Mickey que se presenta como una vía de escape de esa vida insufrible. Pero tras tantos años cohibida y privada de toda alegría, el rencor hacia sus parientes (el padre por abusador y la madre por cómplice al abstenerse de ayudarla) resulta tan grande que la única manera de liberarse es mediante su brutal asesinato.

A partir de entonces emprenden una vida juntos como amantes y se consolidan como psicópatas que matan por puro placer, sin mostrar, aparentemente, empatia alguna hacia las victimas indiscriminadas y arbitrarias (hasta el punto que las eligen jugando al “pito pito gorgorito”) pese a que en la entrevista final se quiere dar a entender que la culpa es global y no particular, que la humanidad en su conjunto es un súper depredador que consume las demás especies y de modo particular a todo el sistema y que en la selva se matan unos contra otros por la supervivencia sin que esto suponga una aberración(lo cual se ve reflejado en la numerosas escenas de animales salvajes batallando y devorándose) .

Hasta aquí tenemos a dos asesinos de masas enamorados que se han forjado entre maltratos domésticos. Esta vida de locura que ataca directamente contra la autoridad, acaba por desgastar su relación hasta el punto de serse infieles, y tras esta crisis conyugal decidir finalmente dejar las armas y vivir pacíficamente; pero ahora resulta demasiado tarde. Entonces, esquivando a la policía se pierden en el desierto y se encuentran con un pacífico indio que supone ser el punto de apoyo para rehacer su vida demoníaca. Desgraciadamente, lo matan accidentalmente, y al huir son envenenados por serpientes, por lo que buscaran un antídoto en la farmacia más cercana, donde les capturaran.

Toda esta historia es transmitida paulatinamente como un documental que concluye con una muestra de la admiración de los jóvenes por ellos, mostrando la fama que han logrado: se han convertido en un fenómeno social, casi galardonados como héroes, con ayuda, claro está, de la difusión masiva de la información, lo cual hace hincapié en la influencia de los medios en la violencia y su capacidad de tergiversar la realidad a su gusto con una finalidad manipulativa. 

Así, pues, comienza la segunda parte de la película, ya encarcelados separadamente y con más argumento. Se exhibe la sobreabundancia de criminales en la cárcel, ocupada por el doble de lo debido según el alcalde (haciendo patente la actual crisis moral y social), y se recalca el peligro de los medios de comunicación, tanto por los hechos venideros como por la actitud del policía que les detuvo, quien es contradicho por el alcalde, quien los considera benévolos. Fundamental en esto es la entrevista a Mickey ya comentada,  y que pretende ser, como toda la película, una parodia, concretamente en este caso a la entrevista hecha al psicópata Manson y al concepto de que un asesino pueda ser considerado “guay” e idolatrado como un icono de la sociedad. En cuanto al contenido en sí, además de lo ya dicho, está la idea de que el amor verdadero es la fuerza que lo vence todo y que es capaz de eliminar el demonio que todos llevamos dentro de manera inherente. Esto sin duda se complementa con la desdichada historia amorosa del periodista y el final feliz de la pareja que supuestamente dejan el crimen y forman una familia estable con hijos.

Es interesante ver como la intromisión de los medios de comunicación a la hora de transmitir las noticias, por la voraz necesidad informativa de la sociedad, genere a su vez nuevas noticias, lo cual recuerda a la física quántica en tanto en cuanto "toda observación altera lo observado". En este caso, Mickey logra escapar, y quizás lo más sorprendente, los medios se unen a él. En este contexto, aprovecha el motín suscitado por sus palabras para rescatar a Mallory de los abusos sexuales del policía y escapar de la cárcel con un rehén que posteriormente matan, tras dejar grabadas sus últimas memorias con sus futuras expectativas de paz. Surge una nueva idea en el motín aparte de que la gran represión produce un gran rencor que se resuelve en la extrema violencia del motín, y de que antes de la tormenta reina la calma en los constantes avisos del alcalde en referencia al silencio, y es la idea de que centrarse en un problema, por mucho que sea mayor, habiendo otros, no es una buena opción, ya que la unidad hace la fuerza y no compensa a la “calidad” del uno frente a la cantidad del todo.Con esta idea vigente tenemos el resultado final en el que los enfurecidos presidiarios arremeten contra la escasa fuerza de la ley y el orden, y consecuentemente se supone la liberación de todos estos, desatando el caos en toda la ciudad, lo cual es hipotético, pero probable.

Cabe destacar que durante toda la película interrumpen diversas imágenes no relacionadas con el argumento, aunque si con la idea general, de la omnipresencia en la naturaleza y en los medios de comunicación, especialmente la televisión, de la violencia, lo cual, teniendo en cuenta que la influencia de estos medios es tan trascendental que se los considera como el cuarto poder, puede dar a entender que la violencia engendra más violencia (lo cual es un tema bastante controversial)[1]. Así pues, el público es causante de su propia desgracia: al interesarse el pueblo por los asesinos, los medios procuran complacerle informándoles al respecto para obtener más audiencia, lo cual, en este caso, ha desembocado en la liberación de estos presos que sembraran la muerte. Por otra parte, la visión reiterada y abusiva de la violencia puede trastocar más de una cabeza, como ya se ha sugerido con los videojuegos violentos y como de hecho le sucedió al profético don quijote con su locura por los libros de caballería. Y en todo esto, es posible que sea verdad que "el demonio", la violencia, sea tan omnipresente que resulte gratuita, que esté inherente en la persona, como insinúa Mickey, o como alegaba Freud en su pulsión violenta (Thanatos)

Estas imágenes intrusivas también muestran anuncios publicitarios que reflejan el capitalismo o el reflejo de la familia ideal, dando a entender que la televisión modela todo un universo paralelo al nuestro (una hiperrealidad), que, sin embargo, resulta muy influyente y que nos hace soñar en ocasiones con idílicos paraísos en los que nosotros somos el centro de atención, promoviendo el egocentrismo, representado especialmente por el periodista sensacionalista e hipócrita dispuesto a todo para subir a la cima del mundo.

Además, los recargados y numerosos puntos de cámara o los sucesivos y rápidos cambios de imagen (como si se tratara de un “zapping”, obteniendo una critica más a la televisión y la deshumanización y pasividad que conlleva) confieren a la película de un ritmo vertiginoso y frenético muy acorde con el tema. Otro factor a tener en cuenta seria el sexo, cuya presencia es algo escasa teniendo en cuanta la ubicuidad de la violencia pero que cabria tener en cuenta como complemento a esta (como alega Freud en su pulsión Eros), ya que en la película siempre va ligada,  mostrándose siempre como abusos sexuales a excepción de la relación entre los protagonistas, que pretende ser pura.

He de decir que me ha gustado mucho en cuanto al retrato grotesco y satírico en base a los extremos de los numerosos aspectos que pretende criticar con aspereza y que he ido comentando durante la exposición del argumento. Creo que ayuda a reflexionar sobre la sociedad en la que estamos inmersos, lo cual siempre es positivo y ayuda a ver nuestros defectos con la intención de corregirlos y mejorarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El pudor es un estigma social: descuartizame, y mis manos resquebrajadas te aplaudirn.