NOTA: Aunque recibiré con los brazos abiertos a cualquier nuevo visitante, especialmente en lo que concierne a los proyectos de Vaho de la Bruma, nótese que este blog permanece enterrado desde Julio de 2013, tras un año de deterioro progresivo y otro de notable silencio (cf. Recapitulación). El Fénix que de estas cenizas quizá nacerá, en Scribd, si es el caso, lo hará.
Derechos: la imagen de cabecera pertenece a Platinum FMD, mientras que la del fondo es de ¿Eric Sin (Depthcore)?

lunes, 12 de julio de 2010

motivaciones y aproximaciones a mi pensamiento



Motivación primera

Mis inquietudes filosóficas me han llevado a escribir esta obra, que no solo manifiesta y defiende mi postura escéptica (y escepticamente escéptica [y mi personal conclusión a todo ello]), si no que además divago sobre algunas de sus consecuencias y, en general, sobre temas de lo más diverso, ya que a menudo me dejo llevar por la corriente de mi pensamiento y me voy por la tangente y, en ocasiones, entremezclo mi literatura con  mi filosofía. La "disertación" Hume y las llaves de la libertad es una versión primitiva de esta obra, de manera que ya entenderán a que me refiero si la leyeron; esta se conserva integra pero fragmentada entre los innumerables añadidos que la han dilatado. 


No soy ningun pedagogo (ni lo pretendo, en verdad), ni el tema tratado es trivial, por lo cual es probable que mis dificultades por tratar el tema y las dificultades del lector por entenderlo impidan su buen entendimiento. No me es indiferente, pero no se hasta que punto es asunto mio. Sea como fuere, reafirmo a Marquez y su "El escritor escribe su libro para explicarse a sí mismo lo que no se puede explicar" o el "Mi vida ha sido desordenada y complicada. Se parece, cuando miro atrás, a una habitación donde esté todo revuelto. Escribir novelas es una manera de ordenar cajones y cerrarlos. Nunca estará ordenada del todo la habitación, pero eso la hace más habitable" de Reverte,  ademas del contundente "Que no me he dirigido jamás a la humanidad. Esta costumbre de hablar a la humanidad, que es la forma más sublime y, por lo tanto, más despreciable de la democracia, fue adoptada hacia 1750 por intelectuales descarriados, ignorantes de sus propios límites, y que siendo, por su oficio, los hombres del decir, del logos, han usado de él sin respeto ni precauciones, sin darse cuenta de que la palabra es un sacramento de muy delicada administración" de Ortega o la expresión latina usual en Nietzsche "mihi ipsi scripsi" (yo escribo para mi); y realmente lo necesitaba para aclarar y ordenar mis ideas (aunque no lo haya logrado en un sentido estricto) y desahogarme. En cualquier caso, si alguien tiene dudas (o supongo que más bien interés) sobre algún pasaje en concreto o cualquier cosa, no dude en preguntarme.


Respecto al "eternamente actualizándose" o "boceto inconcluso" o otras designaciones similares, he de decir que esta obra (o proyecto en desarrollo que he decidido dividir en tres tomos para llevar a cabo las continuaciones pensadas para la actual versión beta) se ha convertido en una verdadera historia interminable, puesto que pretende ser un fiel reflejo de mi filosofía, de mi pensamiento; pero este cambia, evoluciona constantemente,  y la obra forma (o debe formar) parte de este cambio. Ahora bien, el proceso, tanto de reflexión como de escritura, es lento y apenas tengo tiempo para llevarlo a cabo, a día de hoy. Pero adelanto que tengo artillería para rato y que la tendencia es ha imponerse  "las divagaciones varias del demente Sekioz" frente al "manifiesto escéptico", tanto por su desestructuración física como ideológica.


Motivación segunda
¿Alguien dijo que no era necesario poner de manifiesto la facilidad que tenemos para acatar ordenes? En momentos como este me alegro de escribir/divulgar sobre el escepticismo y el existencialismo que se opone a tanta arbitrariedad dogmática, tanto en la obediencia a la autoridad como en la influencia de la masa (ver variantesLos experimentos de conformidad con el grupo de Asch):







en la ficción: "I... Comme Ícare"



Algunas reflexiones
1.Ejemplo muy ilustrativo de porque, una vez se entra en el juego, es muy difícil salir

2.Pone de manifiesto que es tan o más culpable el seguidor que el líder, 
ya que estos consolidan su figura y actúan como imán.
Como dijo Nietzsche, dejando aun lado la ironía:
"se recompensa mal a un maestro si se permanece siempre discípulo...
Ahora os ordeno que me perdáis y que os encontréis a vosotros;
y solo cuando todos hayáis renegado de mí, volveré entre vosotros..." 
(Así hablo Zaratustra, de la virtud dadivosa) 




3.El peligro del no-dogma como dogma

El vídeo es realmente emotivo y efectista, pero también peligroso.
Lo cuelgo porque creo que su idea general (y el montaje) es interesante, 
pero no defiendo en absoluto la marca ni la filosofía implícita en ella.

Lo cuelgo también como paradigma de los paradójicos movimientos anti-movimientos que exaltan el valor del individuo y te hacen creer especial(ver el vídeo siguiente) y te embeben así en un nuevo dogma cegador (poco o nada se diferencian de una secta).
Considero, en lo personal, más acertada la visión antes citada de Nietzsche,
que no teme negarse, o la neutralidad o esquizofrenica confrontación de contrarios de mi manifiesto (teniendo en cuenta que siempre que hablo de mi manifiesto me refiero a mis pensamientos y notas a propósito del tema, que no necesariamente corresponden con lo que esta actualmente colgado y que se refieren a toda mi filosofía, que aunque concentrada aquí, se disemina por todo mi blog y manuscritos varios).
...y entonces, 
todas las blancas ovejas se sorprendieron de compartir la misma lana

Todo este bombardeo de ideas y experiencias parecen dar todavía más sentido a mi proyecto. Sin embargo, todavía me inquieta una idea: ¿divulgarlo, hacer comprender mis inquietudes, es una buena manera para evitar estos escalofriantes hechos? Es decir, ¿es innato o puede corregirse, este comportamiento? Se me ocurre una posible experiencia para averiguarlo:  utilizar en el experimento de Milgram a personas que sepan de su existencia (si es necesario, mostrándoles el vídeo [directa o indirectamente] de manera previa a la experiencia. Para evitar que esto predispusiera a actuar de una manera dada a las personas, podría diseñarse un experimento análogo al de Milgram pero diseñado con otro formato y dejar un tiempo de latencia en el individuo [por ejemplo, llamarle al cabo de 3 meses]. Seria interesante también ver los diferentes resultados para diferentes periodos de latencia).
Por ejemplo, podría pasarse algún documental más o menos breve en alguna conferencia sobre psicología divulgativa, en los anuncios de un cine (como el anuncio de coca-cola y los mensajes subliminales),etc. y luego hacer un muestreo aleatorio entre ellos. A priori, ellos no establecerían ninguna conexión. A posteriori, habría que diseñar otro tipo de castigos para que no estableciesen una relación directa entre ambos sucesos: otra situación, otra autoridad. Si los resultados del nuevo experimento Milgram fueran idénticos...prefiero no pensar en ello. 

Más material
1.Problemas epistemologicos: universo holografico



El documental sintetiza algunas de mis ideas, aunque no esta exento de osadías y afirmaciones muy cuestionables. Los primeros 15 minutos, más o menos, son respetables sino fuera por:
-Excesiva apelación a la ciencia como sinónimo de verdad (¿hace falta recordar la multitud de teorías científicas que han sido desmentidas [flogisto, eter, mecanica aristotelica y newtoniana,...]?), o, aun peor, a los científicoscitándolos repetidamente (si ya de por si la ciencia no es una verdad absoluta, mucho menos lo es aquel que la estudia y la interpreta, aquel que es ante todo humano y pensador, y que puede diseñar los experimentos de tal manera que confirmen unos prejuicios preconcebidos).
-Aunque los hechos son objetivos en la primera parte, la manera de contarlos puede no serlo tanto, predisponiendonos a debacle final, si bien todavía no se atreve a negar la materia, sino simplemente a ponerla en duda, con lo cual concuerdo. 


A partir del punto "¿Quien es el que percibe?" la perdida de objetividad es evidente, ya que pasa de las cuestiones e interrogantes irresolubles a las afirmaciones osadas y poco justificadas, como la afirmación del alma y "el fantasma en la maquina", que Glibert Ryle critica duramente. Reconozco que sus afirmaciones son posibles, pero también sus contrarios. La materia puede ser una causa ultima de nuestras percepciones, no hay porque negarla, y la comunidad científica no la niega (en caso contrario, los experimentos elaborados en el CERN sobre física de partículas y el estudio de la materia serían carentes de sentido).


Así pues, considero que utiliza el nombre de la ciencia en vano, y que abusa de sus hipótesis para llegar a sus conclusiones, probablemente preconcebidas. 


2.El cuento de la naranja
Una de las finalidades de mi manifiesto y escepticismo es inducir a la gente a un pensamiento critico y lateral, no obcecado en la costumbre. Y aunque existen múltiples ejemplos al respecto, este me parece especialmente costumbrista y entendedor, ademas de añadir una idea interesante: aunque a veces me he acercado a las filosofías pragmáticas y consecuencialistas a propósito de que, para nosotros, lo que existe es lo que percibimos, como todos los sistemas, estos son insuficientes e insatisfactorios, pues también necesitamos conocer el porque de las cosas, las razones previas, su carácter aprioristico, ontológico; ello puede ayudarnos en nuestra toma de decisiones y en nuestra vida en general (aunque tampoco es bueno ensimismarse en estas cuestiones en demasía: puede llevarnos a discusiones metafísicas tan absurdas como la discusión del sexo de los ángeles o cuantos caben en un alfiler, como hacían en Bizancio).

Pondré yo mismo otro ejemplo sobre la imposibilidad de reducir todo al consecuencialismo, a "el fin justifica los medios" o "lo importante es la respuesta", a si como la importancia del camino que lleva a la respuesta, del método y del pensamiento lateral. Supongamos que se pregunta en un examen, en un debate, o en el formato que se quiera: "¿Que fue antes, la gallina o el huevo?". 
Supongamos que la persona que pregunta (y que por tanto examina) es del parecer siguiente: "la pregunta es absurda: se trata claramente de un pseudoproblema lingüístico que requiere de una definición exacta de gallina que no existe; aun admitiendo que las mutaciones se llevan a cabo fundamentalmente en la concepción del huevo y que por tanto el huevo es el primero de la clase que llamaremos gallina, hemos de tener en cuenta que las diferencias entre el ultimo animal pregallina y la primera gallina son prácticamente nulas porque la evolución es un proceso lento, en el que se suceden cambios graduales, infinitesimos, imperceptibles [se esta incurriendo en la paradoja sorites].
De este  modo, podemos definir un animal entre la gallina y la pregallina; pero obrando del mismo modo, teorizaremos un nuevo animal entre la pregallina y el intermediario y otro nuevo animal entre el intermediario y la gallina. Reiterando este proceso hasta el final, obtenemos que cada nueva generación es una especie, de modo que la designación de especie carece ya de sentido. Si además tenemos en cuenta que esto no sucede con una sola gallina-huevo, sino que existe una comunidad de gallinas que, cada una, produce un conjunto de huevos, cuyas mutaciones pueden ser diferentes, tenemos que esta categorización o etiquetación es aun más absurda, puesto que ni tan siquiera una misma generación pertenece a la misma especie."
Sea como fuere, el examinador solo pregunta por la respuesta (es un examen tipo test), no por el argumento, de modo que siempre que se responda que la pregunta es absurda, ya sea por azar o reflexionando de otro modo (falacia del circulo vicioso,  eterno retorno que implica la absurdidez de la idea de primero, creacionismo,...) sera dada por buena. Y si se crea precedente y por haber acertado se le da un cargo de responsabilidad a aquel que ha aprobado un examen tipo test simplemente por azar, las consecuencias pueden ser terribles.

Otro ejemplo más de esto es la sentencia de Danto "cualquier cosa puede ser arte". Pero requiere de una justificación, de una emoción, deleite o choque (cf.  Władysław Tatarkiewicz, historia de seis ideas) . Y para terminar (aunque por seguro el lector encontrara muchos ejemplos más), citare “La tarea del traductor” de W. Benjamin: "hay que distinguir en la intención lo entendido y el modo de entender. En las palabras Brot y pain lo entendido es sin duda idéntico pero el modo de entenderlo no lo es. Sólo por la forma de pensar constituyen estas palabras algo distinto para un alemán y para un francés; son inconfundibles y en último término hasta se esfuerzan por excluirse. Pero en su intención, tomadas en su sentido absoluto, son idénticas y significan lo mismo. De manera que la forma de entender estos dos, vocablos es contradictoria, pero se complementa en las dos lenguas de las que proceden." 

3. Realidad subjetiva y contingente

Aunque resulta un tanto exaltado y exagerado e incluso paranoico (y no comparto muchas de sus palabras, como en el caso del manifiesto wayseer, además de resultar poco innovador por tomar prestadas ideas o imagenes del platonismo y el racionalismo, el determinismo y/o naturalismo,  el existencialismo y el nihilismo, el anticonsumismo,... de manera bastante evidente), reconozco su interés y fuerza, su carácter critico, ideas concretas o parte de su visión global. 
Por ejemplo, "aunque te consideres diferente e independiente, no lo eres: eres preso de tu ficción". Este es un mensaje típico en muchos de estos breves manifiestos que parece ser que abundan en la red con formas más o menos sugerentes pero sin reflexiones profundas o analíticas, no al menos percibibles. Y lo interesante de la frase es la imperecedera duda que la impregna:¿en que nivel de realidad estoy? Creo haber transgredido las costumbres, creo ser diferente y, sin embargo, no puedo asegurarlo: no soy el único que dice haberlo hecho, sino que como si de una moda o movimiento gregario se tratase, influenciados por los pensamientos de una misma fuente,  me alzo junto a la masa que evitaba para afirmar aquello evidentemente falso: mi diferencia respecto a estos ciegos clones que gritan mis mismas palabras. Pero entonces, si el que aclama ser diferente no lo es, ¿quien lo es? ¿Existe tal clase de persona?Y si así es...¿Es posible que este entre esa masa, infiltrado, para acontecer una revolución desde el mismo seno de la problemática? No lo se...
Interesante recordatorio también la critica a la interiorización irreflexiva de conceptos ajenos propios de una tradición que se ha de transgredir para evitar su ciega perpetuación sistemática y mesiánica, dogmática, en pro de la renovación, la creación propia y la creatividad que posibilite el progreso(que me recuerda a mi autoparodia "pruebalo y lo sabrás").


No hay comentarios:

Publicar un comentario

El pudor es un estigma social: descuartizame, y mis manos resquebrajadas te aplaudirn.