NOTA: Aunque recibiré con los brazos abiertos a cualquier nuevo visitante, especialmente en lo que concierne a los proyectos de Vaho de la Bruma, nótese que este blog permanece enterrado desde Julio de 2013, tras un año de deterioro progresivo y otro de notable silencio (cf. Recapitulación). El Fénix que de estas cenizas quizá nacerá, en Scribd, si es el caso, lo hará.
Derechos: la imagen de cabecera pertenece a Platinum FMD, mientras que la del fondo es de ¿Eric Sin (Depthcore)?

domingo, 18 de julio de 2010

VIDA EN EL ESPACIO

contexto: en la linea de mi apología a los comentarios, a la recuperación de viejos trabajos y a mi afición por el cine, inauguro esta sección con tres viejas disertaciones, y espero continuarla posteriormente con aquellas películas que considere dignas de comentar.

***

En este documental se entremezclan con sutileza una síntesis de conocimientos que ha ido adquiriendo la humanidad en el tiempo a través de su perspicaz deducción con los actuales proyectos, quizás ya conocidos por el lector por su importancia social o su antigüedad, relacionados con el tema y que esperan aportar algo de luz a tanta oscuridad e incertidumbre. Así pues no pretende emitir nuevos mensajes, sino ser un medio de recopilación de los más importantes actos que se han efectuado en referencia al argumento central y filtrando de manera entendedora y divulgativa todo ese complejo entramado de conocimientos técnicos propios de un postgrado. Además, todo lo que se muestra sigue una premisa clara, recreándose en cada hecho con la intención de divulgar su idea, aunque tampoco imponiéndola como absoluta, si no dejándola en suspense después de donar toda una serie de datos que la afirman o que tienden a afirmarla. Así pues, podemos introducir que es un documental con reminiscencias a ciencia ficción.

Dicho esto, hablemos vagamente de los datos que se administran en este film. Primeramente se nos describe la vida y estructura de una estrella, recalcando la importancia de su muerte con una gran explosión (que ralentizan dejando ver estructuras verdaderamente bellas y que recuerdan al arte fractal) que da lugar a nuevos cuerpos celestes y todo lo que se pueda concebir en ellos (como decía Hoyle:”estamos hechos de polvo de estrellas”).Se habla, pues, de la importancia y potencia del hidrogeno, que lo comparan con la homónima bomba (mostrando devastadoras imágenes de su omnipotencia)[1]. Sobre el mismo eje nos presentan a una eminencia en el estudio de supernovas que las observa con un potente telescopio y un curioso proyecto en el que las recrean a pequeña escala (sin duda que si pudiéramos controlar estas enormes energías podríamos abastecernos mucho mejor y más barato, posibilitando la idea del "comunismo obligado" o tecnológico[2]. De hecho, proyectos como el ITER pretenden extraer esa energía de reacciones como las de las estrellas, por fusión nuclear). A continuación se retoma la clase teórica y se nos muestra la creación del sistema solar por la supernova como un remolino de materia que explota y se condensa dando lugar a lo que hoy en día conocemos (La reconstrucción a ordenador es magnifica). Se nos inculca ahora la piedra angular de toda la exposición, entrando en el tema de la panspermia, en donde dicen que la rapidez de la constitución de vida en la Tierra es debida a colisiones de asteroides que portaban agua con vida, y nos turban con la pregunta “¿somos extraterrestres?” (No seria difícil de creer. Se han encontrado en los polos rocas congeladas con estas características). Por ello se comento un proyecto que pretende capturar la cola de un cometa. Entonces amplían la pregunta: ¿en toda la inmensidad del universo es posible que solo exista una biosfera? (dejando patente la paradoja de Fermi). El SETI pretendía demostrar la vida extraterrestre inteligente y aun esta en ansias de cerciorarlo. La idea se basa en que ellos utilizaran señales de radio, con lo cual podríamos establecer un contacto mediante estas. Persigue el mismo objetivo un proyecto de Hawai con sus potentes telescopios en busca de planetas que puedan albergar vida fijándose en las estrellas. Pero aquí surge una duda esencial: ¿Cuáles son las características que se han de dar para que puedan hallarse seres vivos? La presencia humana en la Tierra hubiera sido imposible sin los seres que hubieran transformado la atmosfera en sus comienzos y aun hoy existen especies que sobreviven en condiciones extremas como en las grietas volcánicas marinas (sin duda un tema muy controvertido y en ocasiones criticado con preguntas como ¿Podrían no estar la vida basada en el carbono?). 

Así pues, concluyo: el autor de esta obra sin duda ha recabado toda la información de la que ha sido capaz para divulgar un mensaje claro y conciso al que debemos llegar sin necesidad de especificarlo explícitamente o afirmarlo rotundamente. Es por lo tanto un medio por el cual sintetizar y mostrar lo más relevante de la vanguardia científica pero con carácter, en ocasiones, si lo vale, retrospectivo. Es una buena manera de introducirse en este pantanoso tema en el que abunda la ignorancia. Pretende, por lo tanto, a mi juicio, ser un punto de partida para aquel que quiera adentrarse en las profundidades de esta materia, o por el contrario, también valido para aquel que quiera adquirir unos conocimientos básicos sobre como avanza el mundo en lo referente al exterior y dejando al libre albedrío toda una serie de especulaciones. Pero tampoco quiero indicar que deban abstenerse aquellos escépticos incrédulos sobre la vida extraterrestre o simplemente desinteresados, pues solamente las escenas sobre la creación del universo con comprendedoras explicaciones científicas, más austeras en pretensión comparadas con las búsquedas de alienígenas, son verdaderamente impresionantes.



[1] Este punto me gustaría recalcarlo por separado más de lo que lo hacen en la pantalla. Pero antes les he de sumergir en la paradoja de Fermi, que puede resumirse como: la creencia común de que el Universo, por su inmensidad, posee numerosas civilizaciones avanzadas tecnológicamente; premisa que combinada con nuestras observaciones que sugieren todo lo contrario, dan lugar a la paradoja. La respuesta que dio Fermi fue que toda civilización suficientemente avanzada elabora con su tecnología el potencial de exterminarse, tal y como sugirió Einstein cuando dijo "No sé con qué armas se librará la Tercera Guerra Mundial, pero en la Cuarta Guerra Mundial usarán palos y piedras", por su temor al carácter autodestructivo del ser humano con la invención de susodicha arma. El hecho de no encontrar otras civilizaciones extraterrestres implicaba para Fermi un trágico final para la humanidad.
[2] véase mi paradigma de utopia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El pudor es un estigma social: descuartizame, y mis manos resquebrajadas te aplaudirn.