NOTA: Aunque recibiré con los brazos abiertos a cualquier nuevo visitante, especialmente en lo que concierne a los proyectos de Vaho de la Bruma, nótese que este blog permanece enterrado desde Julio de 2013, tras un año de deterioro progresivo y otro de notable silencio (cf. Recapitulación). El Fénix que de estas cenizas quizá nacerá, en Scribd, si es el caso, lo hará.
Derechos: la imagen de cabecera pertenece a Platinum FMD, mientras que la del fondo es de ¿Eric Sin (Depthcore)?

domingo, 17 de abril de 2011

Breves recuerdos de momentos que jamás existieron (o plantillas de seducción) IV


4.En el semáforo lluvioso

El incesante bombardeo que caía sobre sus hombros ceso, o si más no, dejo de sentirlo: esto la sobresalto un instante y le hizo mirar al cielo y tornarse hacia su entorno, encontrando así una presencia que le inquieto todavía más: la de un hombre al que miro con recelo e inquisición. Y este, ante esta reacción, le responde, apartando el paraguas:

“oh, disculpe; creí que, puestos a esperar en el mismo semáforo y teniendo un paraguas lo suficientemente grande, podríamos resguardarnos ambos en él. No considere la posibilidad de que quisiera enfermar para evitar sus tareas o sentir con la lluvia que todavía esta viva. Le ruego que disculpe mi arrogante osadía.”
Entonces ella sonrío y se acerco a él, cogiéndole la mano y acercándose el paraguas.

En aquel día gris y lluvioso, sentí que todavía poblaban humanos la Tierra.

Nota: no inspirado, pero si influido incoscientemente por el recuerdo latente de la magnifica "waking life" en el fragmento 1:04:26-1:06:21.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El pudor es un estigma social: descuartizame, y mis manos resquebrajadas te aplaudirn.