NOTA: Aunque recibiré con los brazos abiertos a cualquier nuevo visitante, especialmente en lo que concierne a los proyectos de Vaho de la Bruma, nótese que este blog permanece enterrado desde Julio de 2013, tras un año de deterioro progresivo y otro de notable silencio (cf. Recapitulación). El Fénix que de estas cenizas quizá nacerá, en Scribd, si es el caso, lo hará.
Derechos: la imagen de cabecera pertenece a Platinum FMD, mientras que la del fondo es de ¿Eric Sin (Depthcore)?

martes, 12 de abril de 2011

Desmontando una demostración ontológica

(critica a la critica y al original)
texto a comentar


Negarlo de raíz (poniendo en duda sus axiomas) es sin duda lo más eficiente. Y ciertamente su segundo axioma no es una verdad evidente (ni tampoco el primero). Por ejemplo, es tema de larga discusión la infinitud o no del espacio, existiendo la posibilidad de que este tenga forma de toro, ilimitado pero finito: cuestión quizá indecidible. Sobre la eternidad, si bien, a priori, nada parece indicar que un día el universo se vaya a apagar como si se tratase de un televisor, las hipótesis del Big bang y el Big crunch ponen el asunto en tela de juicio. Sin embargo, quiero hacer algunas apreciaciones sobre la refutación dada:  

1)Tu consideración de los yoctosegundos transcurridos ayuda a visualizar que puede ser un numero tan grande como se quiera, pero eso no implica que el tiempo sea infinito. Kasner dio nombre al gúgol(10¹⁰⁰) para hacer entender a su sobrino la diferencia entre un numero muy grande y el infinito. Si no te convence, cuenta el numero de átomos 
de hidrógeno en 100 kg,  o la distancia que estos recorren si se ponen uno detrás de otro (se puede recorrer así lo que algunos estiman que es la longitud del universo, lo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que en el calculo interviene una constante tan grande como la de Avogadro).

2)El filosofo empirista Hume considero que todas las entidades metafísicas, todas las quimeras de la razón y ficciones del hombre, procedían de la conjunción de los objetos observados en aquello que llamamos "realidad". Por ejemplo, Dios se define como la antítesis del hombre(ie,como la perfección absoluta) o un ángel como un hombre con alas y sin órganos sexuales (lamento ser reduccionista, pero es para hacer entender la concepción de Hume sobre la imaginación). Por tanto, los axiomas se contradicen: si uno es finito, el otro también. Si uno es infinito, el otro también. 

3)(optimización del comentario anterior)Supongamos, pese a todo, que los axiomas son ciertos y Hume se equivocaba. La probabilidad (más concretamente, la medida de probabilidad) de escoger un numero primo al azar en el conjunto de los reales es nula. Sin embargo, la criptografía no trabaja con otros números. Por tanto, una probabilidad nula no implica la no existencia (por eso siempre he sentido un cierto recelo a propósito de esta rama de la matemática: tiende a obviar singularidades; y por ello propuse en esto el uso de hiperreales -en el punto 3-)

4)Puedo aplicar la misma demostración a otras entidades como "mesa", "cama", "yo","coche"... Sin embargo, aunque reconozco que -en base al escepticismo de Hume y Descartes- tengo dudas sobre la existencia de estas entidades tanto a modo ontológico como empírico, no por ello dejo atropellar el "yo" por un "coche"; además de que mis dudas no suelen ser compartidas. Así, quien asuma esta demostración, ha de asumir también que nada existe. Es decir, que el subconjunto de entidades existentes es nulo (probablemente).

Podría continuar eternamente si dispusiese de ese tiempo(ya que, como muy bien ilustraba Russell, a partir de un falsedad puedo deducir cualquier cosa, cualquier disparate). Pero como no la tengo (ni querría malgastarla en esto, aconsejado por Nietzsche, pues una sola refutación basta para negar una demostración), lo dejo aquí. Sin embargo, me sorprende que exista gente que escriba tales demostraciones y que las tome como excusa para afirmar su ateísmo, como si no fuesen capaces de asumirlo sin ampararse tras la voz dogmática de alguien o algo. De hecho, Kant ya mostró en su critica a la razón pura que esta clase de demostraciones metafísicas son tan validas como las que afirman que mujeres=problemas, estupidez=dinero, etc. Sin duda pueden ser graciosas, ingeniosas, curiosas,... hacerte pasar un buen rato: pero nada más; y es por ello que me he tomado la molestia de "denunciarlo".





Nota: fragmento de su contestación que mismamente pueden leer en el enlace pero que he considerado interesante incluir aquí: 


" Cierto, no se puede asegurar que el tiempo sea infinito, aunque ahora los físicos que estudian la Teoría M (o de Membrana, reunificación de las cinco teorías de cuerdas y la de la supergravedad, pasando de 10 a 11 dimensiones) dicen que es posible que el BigBang no fuera el principio de los tiempos, sino sólo la consecuencia del choque de dos membranas .... No obstante, hubiera quizás sido más lógico usar cualquier conjunto numérico, por ejemplo N." (cf. la teoría del todo de Hawking)


PS: Malfiate de aquellos que apelan en vano a la matemática, o a cualquier representante de la verdad en la Tierra...ellos no quieren sino engatusarte con sus artimañas y apresarte en sus primitivas cavernas. Se, pájaro salvaje que eres, libre de entrar y salir de ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El pudor es un estigma social: descuartizame, y mis manos resquebrajadas te aplaudirn.