NOTA: Aunque recibiré con los brazos abiertos a cualquier nuevo visitante, especialmente en lo que concierne a los proyectos de Vaho de la Bruma, nótese que este blog permanece enterrado desde Julio de 2013, tras un año de deterioro progresivo y otro de notable silencio (cf. Recapitulación). El Fénix que de estas cenizas quizá nacerá, en Scribd, si es el caso, lo hará.
Derechos: la imagen de cabecera pertenece a Platinum FMD, mientras que la del fondo es de ¿Eric Sin (Depthcore)?

lunes, 27 de junio de 2011

Consciencia humeana


Yo puedo morir...y a ello sobrevivir.
Lo se porque pase por ello.
Pero no me lo hagas repetir...

NOTA
No inspirado, pero si tomando prestada vagamente una idea del film Celda II (bastante decepcionante; quizá de ahí el tono irónico-burlesco del poema), la única idea que me pareció "interesante" o curiosa: la de poder "morir" y "resucitarte" sistemáticamente, la de poder “desvelar” el misterio que parece envolver a la muerte rozándola levemente, o mejor dicho, y seguramente, mitificarlo más debido a la cantidad ingente de “droga” [buenamente llamada neurotransmisores] que libera el cerebro en ese momento.

El titulo hace referencia a que, quien expone su hipotética inmortalidad, es consciente de las limitaciones del principio de causalidad(en donde su máximo exponente es Hume), y por ello prefiere abstenerse a comprobarla, pese a afirmarla en un primer momento (y no son pocos los que he oído argumentar así...).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El pudor es un estigma social: descuartizame, y mis manos resquebrajadas te aplaudirn.