NOTA: Aunque recibiré con los brazos abiertos a cualquier nuevo visitante, especialmente en lo que concierne a los proyectos de Vaho de la Bruma, nótese que este blog permanece enterrado desde Julio de 2013, tras un año de deterioro progresivo y otro de notable silencio (cf. Recapitulación). El Fénix que de estas cenizas quizá nacerá, en Scribd, si es el caso, lo hará.
Derechos: la imagen de cabecera pertenece a Platinum FMD, mientras que la del fondo es de ¿Eric Sin (Depthcore)?

martes, 28 de junio de 2011

Por un nuevo humanismo


I: el cuento que nos cuentan

Construcción axiomática
(inspirado, por decirlo de alguna manera, 
por la sublime “oda a las demostraciones”)

Inmerso en la mayor de las tinieblas
y desconociendo de la luz su existencia,
decidime a vagar por ellas.

Mas jamás encontré nada
en tal desdichada cruzada,
y decidime a pensar.

Y sabiendo que de ellas
nada me podía esperar,
decidime yo a actuar:

mi débil intuición había de guiar
los pasos que mis pies iban a dar,
y decidime a procrear.

***

De mi seno, emergieron
lúgubres monstruos:
poco o nada cambio;
era tenue, su halo.

Sin embargo, bien enfocando
su penumbrosa esencia
sobre la incognoscible
tierra umbrosa y desierta,

pude encontrar, sepultados,
los feroces soldados
que ibanme a acompañar.

Una a una pude encontrar
las sutiles luciérnagas,
con su ayuda.

Y entonces, día a día,
pude construirla,
la polis que hoy visitas.

El resto, solo el provenir lo conoce;
pero solo el crecimiento se concibe.



II: el cuento que me contaron(transmutación)


La construcción de la ciencia no se hace como una vivienda, en la cual los fundamentos se ponen firmemente en primer lugar y sólo después se procede a construir y ampliar las habitaciones. La ciencia prefiere asegurar tanto como sea posible espacios confortables para deambular y sólo posteriormente, cuando aparecen signos aquí y allá de que los fundamentos no son capaces de sostener el desarrollo de las habitaciones, se decide a sostener y fortificarlos. Esto no es una debilidad, sino más bien el camino razonable y saludable de su desarrollo.
HilbertLogische Principien des mathematischen Denkens,
curso de 1905 en Gotinga


"6.Hay una segunda tesis que se muestra al ir haciendo esta reflexión crítica: la praxis científica, en particular el Hacer matemático, no se lleva a cabo como quiere el tópico y aceptan quienes no la practican. Hasta en los textos de Lengua, en aquellos que  "enseñan" lo que es el lenguaje científico, se mantiene que la praxis científica, la matemática en particular, tiene como punto de partida conceptos plena y claramente definidos, proposiciones iniciales explícitas, maneja un lenguaje unívoco, con proposiciones o teoremas demostrados en su totalidad de forma rigurosa y donde la opinión de los matemáticos no cuenta para nada... El Hacer matemático, es desde sus orígenes o al menos desde Euclides, un saber absolutamente objetivo, manifestación de lo verdadero -o de lo puramente formal, sintáctico en el peor de los casos-, dado de una vez para siempre y ante el cual el matemático, el observador, no tiene más remedio que hacer una inflexión reverencial...
Desde  la reflexión crítica como método o criterio aquí impuesto, y haciendo camino, aparece una tesis radicalmente contraria a la visión anterior: los conceptos-núcleo no están delimitados o precisados en sus puntos de partida, sino que se muestran difusos y se van delimitando, precisando a lo largo de la praxis [la historia da buena cuenta de ello]. Las proposiciones no están plenamente demostradas y hay teoremas que han  de aceptarse por un acto de fe porque muy pocos matemáticos pueden llegar a entender, dominar y controlar su demostración; demostración que jamás se presenta como una derivación sintáctica, mera sucesión de proposiciones formales; hay teoremas que se demuestran una y otra vez utilizando en cada ocasión  contenidos conceptuales diferentes, porque en la praxis matemática lo que interesa no es el teorema en sí, sino las ideas, analogías y los posibles nuevos instrumentos metodológicos y conceptuales que puedan asociarse a cada una de las demostraciones del teorema. Las pugnas entre los matemáticos han sido y son permanentes, los intentos demostrativos rechazados o no aceptados en todos los casos, y no porque los teoremas estuvieran "mal" demostrados, precisamente...
En otras palabras, el Hacer matemático no es un saber ya plenamente cristalizado sino un saber vivo, en constante proceso, un saber manifestación de la razón constructiva matemática ["La otra salida consiste en señalar que la praxis matemática no deriva de la existencia de un mundo eidético de objetos lógicos, conjuntistas o estructuras, reflejado en unos primeros principios, ni encuentra su justificación en los mismos; tampoco en el manejo de un método único y privilegiado como el axiomático. La praxis matemática encuentra su justificación, por modo exclusivo, en la existencia de la razón constructiva conceptual, en la existencia del matemático-y prácticamente he parafraseado a Poincaré-. Razón constructiva conceptual que permite ir elaborando, construyendo, la Matemática, transformándola a la vez que esa misma razón se transforma, porque no es un dato inamovible y atemporal." pg32] en la que se incardina, también, una imaginación ensoñadora. Cristalizan algunas teorías, algunos conceptos y teoremas en el interior de esas teorías: cristalizan algunos resultados, no el Hacer en sí.
Quizá lo que quede fosilizado sea lo que se plasme en algún libro de texto, más bien elemental, donde las definiciones se presenten con radical precisión y como punto de partida, las demostraciones se muestren "completas" y sólo una por teorema, la estructura del texto aparece cerrada y de tal forma que se llega a la convicción de que en la Matemática ya no queda nada nuevo por hacer.
La imagen de fosilización de la Matenática quizá sea la más general y difundida de la disciplina "exacta" por excelencia. Tan exacta y verdadera que, como excamara Hobbes, ni Dios puede modificarla. Una imagen que ha producido confusiones y que ha conducido a que se tomen las antinomias o paradojas como crisis de un hacer que "tiene que ser" exacto, preciso, verdadero, atemporal..., y  no como simple consecuencia de la no delimitación previa de sus conceptos-núcleo... Confusiones entre quienes se han planteado cuestiones en torno a la naturaleza y papel de las demostraciones matemáticas, por ejemplo, identificando la derivación formal con la demostración matemática o, peor aún, con lo que en algún texto se presenta como tal noción.
Frente a esta imagen se alza la segunda tesis central de este trabajo: la Matemática es un trabajo, un producto y una producción de la especie humana o, más bien, de parte de esa especie y, como tal, con sus altibajos, sus imperfecciones, sus logros, entre los que destacan algunas obras maestras..., pero también su dependencia y su influjo en el desarrollo de sólo cierto tipo de sociedades -industrial, capitalista, tecnológica-. Tesis que, con la anterior ["no hubo crisis de fundamentos en el hacer matemático en los primeros años de este siglo", sino un cambio de paradigma], se va mostrando al realizar una reflexión crítica sobre el Hacer matemático."
Javier De Lorenzo, La matemática: de sus fundamentos y crisis,
Tecnos,1998, pg.15-16 (personalmente recomiendo el libro a los interesados en la temática)




No hay forma de tomar oraciones protocolares puras establecidas de modo concluyente como punto de partida de las ciencias. No hay una tabula rasa... Somos como navegantes que tienen que transformar su nave en alta mar, sin jamás poder desmantelarla en un dique de carena y reconstruirla con los mejores materiales.
Neurath, Protokollsätze(1932),
traducido como Protocol statements



No hay lirismo en la verdad; esta es áspera y dura, un sin sabor arenoso. Sólo tu mente anhelante de dulce néctar y ambrosía que ansia su eternidad puede negarlo. No hay heroicidad en nuestra historia, reitero. Hemos corrido como los cangrejos ("Todas las verdades son fáciles de entender [y simplificar], una vez descubiertas. El caso es descubrirlas" Galileo. "Emprendamos, pues, un viaje de “Pitágoras a Einstein” que la Humanidad ha tardado unos 2500 años en hacer pero que, gracias a las maravillosas capacidades que tenemos los humanos para comunicarnos, lo podemos hacer en poco más de una hora" Josep Manel Parra. Cf. porque una prueba más simple es posible según Gorenstein) y habréis vosotros de imitarnos, pese a no enseñaros: nadie se dignaría a ilustrar tal osadía y desvergüenza.

Vosotros, viajeros que perdidos a esta tierra habéis llegado. Pero también vosotros, que llegáis aquí buscando lo que nadie más puede daros... porque aún desconocéis la esencia de lo que buscáis. Vosotros, digo, que veis en las demás tierras del conocimiento las piedras hechas de aire y sentís los pájaros como a globos tan flacos y débiles que una simple aguja puede destruirlos y degenerar en una nueva y revolucionaria construcción que ponga por inútil perdida de tiempo la anterior...O aquellos otros de vosotros, pobre incomprendida y cándida Nieve, que ni tan siquiera creéis que algunas de ellas forman parte de estas parcelas... deciros que no os percatáis del material quimérico de los nuestros. No veis que nuestros castillos flotan en el aire. No veis que el ángel que negáis es solido como ninguno y nos atraviesa como el vaho que somos. No veis que es él el que importa y no nuestras nimias verdades. No veis que nada puede negar el dogma en el que nos hemos convertido, siendo no falsables, sino a lo sumo, contextualizables, susceptibles de particularizar nuestra Verdad absoluta y general, casi acientifica. No veis la revolución einsteniana y cuántica, por una parte, de Godel y Turing, por la nuestra, y de Hume, Kant, Nietzsche, Popper, Kuhn, Feyerabend....y sobretodo, sobretodo, por Laudan, quien mirando con perspectiva el asunto nos obliga a asesinar la concepción ontológica de la ciencia y atiende a un pragmatismo y consecuencialismo probabilístico, no determinista (pues las consecuencias de nuestros actos son insondables a ojos del caos) al que parece degenerar todo. Oh, felices aquellos que permanecen ajenos a lo que estos nombres simbolizan. Mas no es esa mi suerte...

¿Y quien es ese ángel, preguntareis? Yo no tengo la respuesta que queréis. Ese ángel, férreo como él solo y que gobierna ya vuestros actos consciente o inconscientemente, es demasiado personal como para que pueda responderos: para Socrates, fue la verdad; para Nietzsche, la vida; para Sekioz, la hiperrealidad. Yo no se cuantas visiones de ese transformista ángel ahí. Pero se que todos ellos son el mismo, aun siendo opuestos. Se que no le puedo negar a Socrates la búsqueda de la verdad universal ni tampoco a Nietzsche la critica a esta absurda búsqueda en pro de la fidelidad de la tierra.

Se que si habéis venido hasta aquí es porque preferís nuestra podredumbre estática y mugrienta, acumulativa y eterna, a la debilidad que en cualquier momento puede estallar y renovarse, negar vuestro saber y transgredir esa costumbre, resetearos y retornaros al origen...y más todavía, suponiendo cierto ese supuesto, huir de la pluralidad de teorías confrontadas, inamparable e inapelable, que parece otorgaros más libertad y amplitud de perspectiva de la que estáis dispuestos a asumir...Pero todo es inútil.

Y yo os digo: alejaos de estos pensamientos consecuencialistas, pues no hallareis tales consecuencias ni preponderancias, que son inexistentes. Simplemente cerrad los ojos, y dejaros guiar por la musica celestial de aquel ángel: si aquí os trae, bienvenidos seáis.

III: ya sin cuentos




¿Me preguntas por qué compro arroz y flores? 
Compro arroz para vivir
y flores para tener algo por lo que vivir.
Confucio

Tal vez sean las ciencias naturales, ayudadas de las formales, (o desde un punto de vista consecuencialista, la tecnología), quien haya hecho perdurar tu vida. Pero ha sido el arte (que crea y no se limita a contemplar-interpretar) quien le ha dado sentido a esta. Y son las ciencias humanas y sociales, mediante su estudio, junto con el del individuo y la sociedad, quienes realmente pueden intentar la difícil tarea de describir el complejo y fascinante fenómeno humano. Y es la neurociencia y el estudio de sistemas dinámicos y la teoría del caos, entre otras disciplinas, un nexo impagable entre las ciencias naturales-formales y las humanas-sociales, en lo referente a las concepciones y el comportamiento del individuo y la sociedad.

Sí; yo abogo, como Snow, por ambas y su reconciliación: tanto por las ciencias formales como por las naturales; tanto por las sociales como las humanidades. Todas juntas, una sola: la polimatía, el eclecticismo y la pluri-, multi-, inter- y transdisciplinariedad como meta a un conocimiento con visión amplia y perspectiva que nos permita abordar la complejidad de nuestros problemas como especie y trascender como individuos, siendo capaces de generalizar y particularizar en todo momento, sin perder el enfoque global y sin temor a utilizar todas las herramientas, teorías y métodos que tenemos a nuestra disposición.

IV: anexo

No me gustan los esquemas porque suelen ser reducionistas y ausentes de matices, si bien me encantan porque dan un visión rápida, ordenada y clara de la situación (siempre y cuando el discurso precedente, con matices y detalles, este ya formado en la mente). Así pues:

formas de conocimiento

Filosofía: perspectiva global, critica y objetiva del resto de conocimientos u objetos de estudio, viéndose libre de sus limitaciones

Arte: interpretación subjetiva, mediante la creación, de la contemplación del resto de conocimientos u objetos de estudio.


Religión y mitología: híbrido entre las dos anteriores, es una concepción mítica de la realidad con un sistema filosófico propio y cerrado

Ciencia

    *Ciencias aplicadas: resultado del resto de conocimientos y de nuestras necesidades.

    *Ciencias básicas: búsqueda del conocimiento, más allá de sus posibles utilidades.

             -Ciencias formales: estudio del saber. Crean su propio objeto de estudio (feed-back continuo entre creación e interpretación/modificación).Ejemplos: lógica, matemática, ciencias de la computación.

               -Ciencias factuales, fácticas o empíricas: estudio del ser. Interpretación de la realidad mediante la observación y la contrastación (experimentación) de las hipótesis que así se generan (feed-back continuo entre contemplación e interpretación):

                                  +Ciencias naturales: estudian la naturaleza. Ejemplos: astronomía, física, química, biología, geología (y sus respectivos cruces)

                                   +Ciencias sociales y humanas: estudian la humanidad(a nivel individual y global, que resultan indisociables).Ejemplos: antropología, historia (arqueología), derecho, economía, etnografía, demografía, ecología humana, sociología, psicología, lingüística, ADE, bibliotecología, pedagogía, didáctica urbanismo, relaciones internacionales, contabilidad, ciencias de la comunicación, ciencias políticas, filosofía, teología, semiología, sociología jurídica, trabajo social.

Nota: Las definiciones no pretenden ser rigurosas. Los ejemplos vienen dados por Wikipedia.

Observo que a medida que desciendo en el esquema, la cantidad de ejemplos aumenta. Esto me induce a pensar en una jerarquía (en el orden, no en la relevancia) en las formas de conocimiento. Con esto no pretendo afirmar ahora una preponderancia en el valor/importancia entre las diferentes ciencias, lo que ya he negado antes, sino de su capacidad de generalización. Esto, por si solo, ni es bueno ni malo: por una parte, generalizar puede ahorrar inútiles distinciones, redundantes explicaciones y esfuerzo(p.e., muchos algoritmos sistematizan o mecanizan la resolución de problemas y pueden dar una formula general de estos [si bien puede ser más fácil el tanteo en la resolución de problemas concretos y sencillos, esta generalización permite una fácil traducción al lenguaje maquina y a su uso en programación]); por otra, particularizar nos permite aportar más información y especificidad y, por ende, optimizar(p.e., si $n$ es un numero, podemos decir muy poco sobre él. Si sabemos que este es un natural, podemos afirmar muchas proposiciones. Si además es primo, la cantidad de propiedades y utilidades aumenta. Y si es un numero concreto, podremos establecer resultados concretos para un uso concreto) Por otra parte, una generalización excesiva en busca de verdades absolutas o acontextuales desemboca en verdades triviales(A=A), del mismo modo que una particularización excesiva resulta inútil o estéril(p.e., a menudo, lo interesante de los datos no esta en sus valores concretos sino en sus variaciones, como en el caso de la energía potencial, o en su relación con otros datos, como las cantidades de dos substancias que reaccionan entre ellas). Además, teniendo en cuenta mi énfasis reiterado en la critica de una verdad absoluta, creo que yace aquí, en la contextualización-particularización, una de las mejores aproximaciones a la verdad.

Así pues, entiendo que las ciencias que estudian la naturaleza estudian por implícito a la humanidad, pues estos son seres vivos(estudiados por la biología) que se relacionan con su entorno (física, química). Sin embargo, también entiendo que la complejidad del fenómeno humano requiere de una especialización que no se puede reducir a la ciencia anterior, que necesita de conceptos nuevos y métodos diferentes.

Por lo tanto, la jerarquía siguiente no pretende reducir unas disciplinas a otras (como se ha intentado en muchas ocasiones, parcial o totalmente,[p.e., los intentos de Frege o Russell de reducir la matemática a la lógica, frustrados por el propio Russell y Gödel, respectivamente, o los actuales intentos del neologicismo o construcciones que no cumplan las hipótesis de los teoremas de Gödel, como la creación de un análisis no estándar nacido directamente de la lógica de primer orden, que es completa]), creyendo más apropiado su ensamblaje por parte de las actuales ciencias interdisciplinarias nacientes, sino ordenarlas según su nivel de generalización (siguiendo un criterio análogo al anterior).Dicho esto:

Jerarquía
-filosofía
    -lógica
         -matemática
              -computación
              -física (astronomía)
                     -química
                             -biología(geología)
                                           -psicología(y las facetas del individuo: lingüística, semiología, filosofía,..)
                                                       -sociología(fenómenos sociales:economía, derecho,antropología,                                                               sociología,..

Como subproducto de todos ellos, están las ciencias aplicadas.

Por otra parte, si bien el arte se estudia en la filosofía estética y es una faceta susceptible de estudio del individuo, su carácter creador (y por ende, a veces no institucional, marginal), y no solamente interpretativo, le desplaza fuera de esta jerarquía. Además, si bien el arte es una forma de conocimiento que transmite ideas, refleja la realidad (mental o física), puede preceder a la ciencia (como en la ciencia-ficción: predicciones de Julio Verne, leyes de la robótica de Asimov,...),... su carácter emocional o su no búsqueda prioritaria del conocimiento sino de la capacidad de transgredir, sorprender, agradar, hacer pensar,...al espectador lo distancia del resto, aunque firmemente creo que es una forma de saber, tal vez una especie de “ciencia” aplicada, pues utiliza técnicas y conceptos (lo sepan o no) del resto de conocimientos (con la finalidad prioritaria no de informar sino de transmitir emociones dispares), del mismo modo que la magia aprovecha las deficiencias de nuestro cerebro que estudia la neurociencia para engañarnos.


A más a más, tal vez debería incluir también la religión y la mitología, si bien las doy por implícitas en la psicología (Freud y Róheim en el análisis del folclore, además de Nietzsche, que entiende el mito como una comprensión del mundo[así como el arte] y no una falacia [véase el nacimiento de la tragedia] ), filosofía (muchas religiones beben de ellas [el cristianismo es una re formulación de Platon] o le han hecho aportaciones[budismo]), el arte (especialmente en el romanticismo con exponentes como Wagner que reivindican estas tradiciones folcloristas introduciendolas en el arte), ciencias humnas (teología y hermenéutica de la Biblia, un clásico del genero de ficción),...

Cambiando de tercio, he obviado la definición de ciencia. A menudo se define la ciencia como aquello que sigue el método científico (y este, a su vez, por su vertiente empírico-analítica); pero en realidad, existen tantos métodos como ciencias, por lo que esta definición resulta nimia, performativa (a lo sumo se nos dice que la ciencia se define por su método [que para más inri,es diverso en sus tipologías]) . Por ello soy de la opinión de Beltran cuando afirma: "Es el objeto el que ha de determinar el método adecuado para su estudio, y no espurias consideraciones éticas desprovistas de base racional o cientifismos obsesionados con el prestigio de las ciencias de la naturaleza."

En cuanto a la jerarquía, los pasos más controvertidos son:

-de las ciencias formales a las factuales, que me lo permito porque la matemática tiene la capacidad de describir cualquier sistema (pertenezca a esta realidad o no) y es considerada el lenguaje nato de las ciencias y, en particular y especialmente, de la física (p.e., muchos físicos teóricos provienen de la matemática, como el pionero en teoría de cuerdas, Schwarz)

-de las ciencias naturales a las sociales-humanas, que me lo permito tanto por las similitudes entre psicología y neurociencia, como por los estudios sobre el comportamiento de las masas (tanto en los sistemas de partículas de la física-matematica como por conceptos como la selección natural, entre otros).

PS: puede ser de interés:
La tercera cultura (proyecto actual que se inspira en la propuesta de C.P. Snow).
Científicos artistas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El pudor es un estigma social: descuartizame, y mis manos resquebrajadas te aplaudirn.