NOTA: Aunque recibiré con los brazos abiertos a cualquier nuevo visitante, especialmente en lo que concierne a los proyectos de Vaho de la Bruma, nótese que este blog permanece enterrado desde Julio de 2013, tras un año de deterioro progresivo y otro de notable silencio (cf. Recapitulación). El Fénix que de estas cenizas quizá nacerá, en Scribd, si es el caso, lo hará.
Derechos: la imagen de cabecera pertenece a Platinum FMD, mientras que la del fondo es de ¿Eric Sin (Depthcore)?

domingo, 5 de febrero de 2012

¡Nuevo antojo!

Los humanos suelen tener antojos. Dicen que soy humano. Luego es natural que, lo sea o no, los tenga. Es el caso de los proyectos "experimentos dadás"-octubre- y "cartas perdidas"-diciembre-, que "pararon" la actividad del blog durante un mes, mes sí, mes no -¿se nota que hace tiempo que las entradas están programadas para los domingos a las 00:00, eh?Como que no han fallado ningún día...de ahí el "parado" (aunque el "chollo" se ha acabado: he decidido retomar algunos viejos proyectos [pensados en forma de libro, por lo que irán directamente a mi Scribd] y transcribir la creciente multitud de manuscritos que empapelan mi habitación, por lo que este blog queda en stand by indefinidamente, permitiéndome posteos esporádicos)-. Estamos en febrero, así que sí, lo has adivinado, [fragmento autocensurado]: este mes toca antojo (quizá el ultimo, por ahora, viendo el entusiasmo que generan; no doy abasto, sin duda).

La idea original -pero nada innovadora- era ir recopilando textos tan o menos conocidos que los míos-¿sera posible?¡Si hasta yo mismo los ignoro!...mentiroso...-. El problema es que me da demasiada pereza, y la calidad no abunda bajo el filtro de mis cribas personales y en los entornos por los que suelo navegar-¿donde coño esta la gente como yo? No recuerdo haber leído nunca nada tan estúpido como lo son mis palabras-. Por tanto, quien quiera colaborar, que contacte conmigo y, sobretodo, que difunda la idea entre aquellos que crea que puedan estar interesados, a ver si por una vez consigo que fructifere o, por lo menos, que se sepa del asunto; conseguir que salgan de su inacción ya seria pedir demasiado, supongo -de otro modo, el muestro va a ser un poco limitado, ¿no?-.

Consideraría interesante, además, juntarse para editarla, planificarla, o incluso escribir columnas conjuntas (si bien eso se puede hacer on-line... como en los "experimentos dadas"... vaya chiste, ¿eh?). Aunque soy consciente de que yo, escritor e Internet suelen ser sinónimos de antisocial, así que me conformo con convencer a alguien para participar en esta cutre-revista de tema variado, como mi blog mismo.

Y, aunque esto debía ser un secreto que desvelar a posteriori, como intuyo que el numero de colaboraciones-y lectores- tendera a cero (¿en que momento se me ocurriría hacer proyectos colaborativos en un blog desierto?... Ah, sí, después de llegar a 40 pseudosuscriptores), quiero añadir que mi intención era mezclar los textos recibidos con propios (nuevos y viejos, firmados bajo diferentes pseudonimos o, más correctamente -al menos en intención-, heterónimos, creando la ilusión de una amplia participación). De este modo, retaría en la segunda edición a discernir quienes son yo, y quienes no, en una especie de test de turing.

Así pues, les dejo con la editorial de la revista, y la esperanza de que al menos una persona colabore para poder retarles en lo dicho (de otro modo, contactare con quien crea oportuno para hacerlo posible):



Editorial

Yo, ser autocreado al que llamáis revista y apellidáis “sobre la bruma...”, siendo en realidad “Niafre, la guarida de Sekioz”, afirmo que

no soy más
que un collage
de lo que quise ser,

puesto que soy la suma sinergica de una serie de esperpenticos subproductos de mi constitución (que a su vez apelan a ajenos) y que reclaman su independencia dentro de mi seno, del conjunto tal que es sostenido por tus manos o intelecto. Repito, pues:

no soy más
que un collage
de lo que quise ser

Un collage en el que los sucesivos componentes se sobreponen entre si en una orgía salvaje y se confunden con su padre, yo, en una metonimia performativa atroz que me obliga a asumir tantos nombres que el mio propio, ¡oh, Pessoa, patrón de los heterónimos!, ya no es más que un pseudonimo, un prologo suyo, una editorial, una puerta de entrada, un gemido que presenta y no es presentado, un hiperónimo que muere bajo el filo de sus hipónimos hijos, que estallan, germinales, de mi ya pétreo y ausente corazón.

¡Oh, maldita sea esta labia vaciá! Si tan solo me permitiesen atisbar una sola mota de personalidad, de aquella fuerza de la que goce tiempo atrás, cuando aún no...

¡Ah! ¡no haber parido todo un nudo de víboras,
Antes que amamantar esta irrisión!

Mas, veis, tan pronto mi cuerpo se extiende, pierde ya su propiedad, siendo reclamado por una de mis partes y sus confabulaciones y escudos y citaciones: ora mi mente, ora mi saque, ora mi pene,... Uno tras otro van desfilando, ahora por mi traquea, ahora por mi esófago, hasta salir por mi boca con otro tono, un trinar que me es ajeno y me escinde y rompe, y me declara esquizoide.

Muera, pues, para vivir, ya que
no soy más
que un collage
de lo que quise ser,

y, por tanto, quien me lea, sera necesariamente idiota, pues nunca encontrara nada original en la ilación de mis letras y, como aconsejaba Thoreau... "lee los buenos libros primero; lo más seguro es que no alcances a leerlos todos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El pudor es un estigma social: descuartizame, y mis manos resquebrajadas te aplaudirn.