NOTA: Aunque recibiré con los brazos abiertos a cualquier nuevo visitante, especialmente en lo que concierne a los proyectos de Vaho de la Bruma, nótese que este blog permanece enterrado desde Julio de 2013, tras un año de deterioro progresivo y otro de notable silencio (cf. Recapitulación). El Fénix que de estas cenizas quizá nacerá, en Scribd, si es el caso, lo hará.
Derechos: la imagen de cabecera pertenece a Platinum FMD, mientras que la del fondo es de ¿Eric Sin (Depthcore)?

sábado, 7 de julio de 2012

Consumido por indigestión (de información)


(o apología indirecta al metomentodo de la filosofía y la universalidad de la matemática)

tomo tomos
por tomar (algo)
Mas las escuetas definiciones,
la frialdad letal de sus visiones,
la ausencia de contexto, pretexto,
sutiles importantes matices,
cierta claridad -¡biyectividad!-...
hacia tan aséptica la tarea,
que peligraba su pervivencia;
mas no fue esta la causa
de la muerte de mi meta,
sino el ver que tras cada letra
esperaba virgen otra hilera
a sucumbir, ser buscada,
y a su vez, con estas, otras nuevas.
Y así navegue por largo tiempo
en erráticos viciosos círculos,
siempre auto-referidos,
carentes ya de sentido;
y sus radios se estrecharon
sobre mi cuello atorado
cual espirales convergentes...
¡hiciéronse degenerados!:
condensaron en un punto,
un rayo, que dio en el blanco.
Mas muerto el perro,
hundida la barca,
no se acabo la rabia,
no ceso mi odisea.

Está sentenciado:
la hipertextualidad
me ha de matar.

Empecé yo un día a leer la enciclopedia...
Mas sus múltiples enlaces y referencias
solapándose en caóticas orgías,
con fuentes emergiendo en cada esquina,
cuando no brotando -¡repentinos!-
tecnicismos desconocidos,
amedrentaron mi animo
con dolorosa regresión
a mi reciente pasado,
a mi reciente fracaso.
No me permitieron, no,
terminar la A en un año.

Está sentenciado:
la hipertextualidad
me ha de matar

Desesperado, harto de mi movimiento inercial,
fui a la que creí la fuente madre: la universidad.
Allí mapearía la terminología y los pilares,
los enigmas y huecos que faltaban por llenarse.
Y el canon se impuso, y el canon se retrajo.
Y la bibliografía se expandió hacia el infinito,
dibujando en él el diez de algún contingente examen.
Y murió también el deseo del aprendizaje
por el de un titulo lograrse, aprobarse.

Está sentenciado:
la voracidad
me ha de matar

Ataque videoclubs, bibliotecas,
acudí a la divulgación más baja,
y luego, con fe y sin conocimiento,
pretendí comprender directamente,
de vanguardia, las investigaciones.
Surfee por la red
-pues, ¿qué no habrá en Internet?
¿qué loco no está ya en la red?-:
carrera curse
de OpenCourseWare,
de YouTube chupe
y a blogger me afilie.
Creí que Scribd encerraría,
oculto bajo el tumulto,
tras la mascara de la masa,
las respuestas que buscaba.
Foros con coches y sin ellos,
fotos con coches y sin ellos,
coros con coches y sin sellos,
loros con coles y sin besos,
osos con botes y sin quesos,
bolsos con dotes y sin dedos,
Rezuman las palabras por mis sienes,
se suman tus balas a mi labia si vienes,
se fuman corrosivos mis cinismos tus bienes,
te hurtan sin piedad si eres o si hieres,
te hurtan aquello con lo que hieres o eres,
te desdibujan en el lienzo de mi mente,
te liberan de tus cadenas y definiciones,
no más que restricciones y delimitaciones,
búnkers de la razón, de lo real momificaciones,
que ansían así captar la totalidad sin contradicciones1.


Las cadencias persisten
en la escalera infinita2
a la que todos asisten
y nadie, mortal, imita.


La voracidad de conocimiento le consume,
pero él no lo asume; admitirlo le destruye.



Notas al pie
1“entraña antinomias y entonces los procesos conjuntistas son excesivamente potentes y hay que acotarlos para evitarlas”. Fuente, por citar alguna. Hay consenso en la cuestión. 
2cf. dialéctica idealista de Hegel.

Apostilla1: Quiero hacer notar el carácter falso y equivoco del diccionario con dos ejemplos:

1.El idioma ingles carece de real academia de la lengua.

2.Ya que se ha puesto de moda el bóson de Higgs, pongámoslo como ejemplo, en honor a algún gilipollas de la radio que procedió así:

-Bosón: Partícula elemental que, como el fotón, ejerce la interacción entre fermiones.
-Fermión:Partícula elemental que, como el protón y el electrón, sigue la estadística de Fermi-Dirac
-Conclusión: renuncio a enterarme.

Si por contra uno acude a una enciclopedia, que podríamos considerar como el texto divulgativo base/estándar (a menudo mucho más correcto que los medios masivos: cf. wiki V.S. docu), mediante sus contextualizaciones históricas y conceptuales, y ayudada por gráficos y esquemas, la idea queda, en efecto, mucho más clara.

Podría decirse, por tanto, que el diccionario se rige bajo la tesis platónica de la reminiscencia, conocer es recordar, mientras que la enciclopedia, y la Academia en general, prefiere la tabula rasa aristotélica, ofreciendo una escala de especialización (vertical) en el segundo caso, y de extensión (horizontal) en el primero

(aquí puede hallarse otro ejemplo emblemático sobre las deficiencias de la RAE. Supongo que habrá a miles.)

Apostilla2: me gusta citar las biografías de Aquino, Descartes y Russell (cf. logicomix) cuando hablo de ese sentimiento general del intelectual que ha buscado la verdad en los libros y en el mundo y termina encerrándose (algunos más literalmente que otros) en mundos ulteriores (Dios, matemáticas y lógica respectivamente en los ejemplos antes citados. Apreciamos así una cierta tendencia; no en vano, ese era el fin de mi sesgada muestra).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El pudor es un estigma social: descuartizame, y mis manos resquebrajadas te aplaudirn.