NOTA: Aunque recibiré con los brazos abiertos a cualquier nuevo visitante, especialmente en lo que concierne a los proyectos de Vaho de la Bruma, nótese que este blog permanece enterrado desde Julio de 2013, tras un año de deterioro progresivo y otro de notable silencio (cf. Recapitulación). El Fénix que de estas cenizas quizá nacerá, en Scribd, si es el caso, lo hará.
Derechos: la imagen de cabecera pertenece a Platinum FMD, mientras que la del fondo es de ¿Eric Sin (Depthcore)?

martes, 10 de julio de 2012

Idas de olla III: el panta rei es más "nihilista" que el nihilismo

-¡Anda ya! Contigo no se puede hablar, nihilista de mierda. Lo refutas todo acríticamente*
-¡¿Todavía con esas?! ¿Pero es que no te das cuenta que estás incurriendo en la paradoja de Russell? Si eso fuese cierto habría refutado también esa misma premisa, mi pertenencia a esa corriente y su "refutatodismo". Invalidada queda, pues, tu arbitraria y gratuita sentencia.
-Lo refutas todo exceptuando tu propia postura (y la de quienes la compartan, obvio), idiota, que te lo tengo que explicar todo. Al fin y al cabo, ¿cómo podrías rechazar lo que ya has descartado, borrar lo ya eliminado, matar lo muerto, negar la nada, la ausencia de ideología, el nihilismo? ¡No puedes refutar algo que carece de contenido, un no-sistema!
-¡Claro que puedo! Sonara irónico, pero...¡La nada se destruye construyendo! ¿qué rebatiría si no, una vez agotados vuestros absurdos mundos?


*Acríticamente en oposición al pensamiento critico, que busca verdades practicas en lugar de ontológicas. Sócrates sería un clásico ejemplo de ello.


Apostilla: si tratásemos con un sistema de valores binario (cierto/falso), por el principio de explosión se tendría la igualdad (panta rei= nihil, puesto que al refutar dos posturas opuestas seria esperable cualquier cosa de él). Como no es el caso (y, de hecho, el nihilismo suele negar esa concepción reduccionista de la realidad), se tiene que el panta rei es siempre estrictamente más "nihilista", disruptivo, que el nihilismo mismo.
      Por otra parte, "panta rei" no es ningún sistema filosófico por sí mismo, pero no hallé termino más preciso para describirlo. Primero, si bien el existencialismo parte del nihilismo, una vez ha construido sobre este su edificio tiende a intentar conservarlo ("El asunto es encontrar una verdad que sea cierta para mí, encontrar la idea por la cual yo sea capaz de vivir y de morir" Kierkegaard). El eclecticismo, asimismo, también se asienta en una verdad/sistema monolítico, a pesar de ser este el resultado de muchos. Por ultimo, el relativismo no tiene una base ontológica, si no que defiende o retracta según le convenga.
     Por contra, con el termino "pante rei" me refiero a un individuo que cambie de dogma de manera completamente aleatoria y continua, un existencialista que va variando de verdad cual abeja de flor en flor, cual Tenorio de fémina en fémina(“Ese hijo de puta ve más coños que una tapa de water”, Carretera perdida). Se exige que este desplazamiento sea aleatorio, primero, para no resultar previsible entrando en ciclos, creando un sistema (monolítico); y, segundo, porque no existe fundamento racional suficiente para justificar sin fisuras un desplazamiento, un acto o comportamiento humano (cf. ética de Hume).
      Pese a la similitud externa con el relativismo, quiero enfatizar que, internamente, son diametralmente opuestos. Mientras que uno se mueve impulsado por las consecuencias positivas que le reportara tal o cual (lo que le lleva a la problemática irresoluble de intentar predecir y sopesar estas, de manera que actuara, ante la duda, a medio gas, a la espera de nuevos y más contundentes datos, no viviendo sus experiencias plenamente), el segundo se desvive por la base que le sustente en ese momento. Así, podríamos llamarlos respectivamente relativismo consecuencial y ontológico.
     Sin embargo, y si me apuran, tal vez sería más practico describirlo como un existencialismo que toma como axioma "querer lo que se hace" (o, como he dicho antes, desvivirse por la base que le sustente en ese momento). Este axioma, como ya habrán notado, se basa en el siguiente aforismo de Sartre: "felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace." No obstante, al no sentir como evidente* que esto sea una reformulación equivalente, sino, quizá, un caso particular o similar, he preferido discutirlo con este rodeo.


*¿quien decide lo que haces, y en base a qué?, ¿se evitan así rutinas?, ¿es posible con ese axioma el cambio?, etc.

Oh, alma mía, no aspires a la vida inmortal,
pero agota el campo de lo posible.
Píndaro. Pítica III.


Nota: algo de esto ya fue tratado en "insomnio...o sensación de insomnio" o "tengo amnesia".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El pudor es un estigma social: descuartizame, y mis manos resquebrajadas te aplaudirn.