NOTA: Aunque recibiré con los brazos abiertos a cualquier nuevo visitante, especialmente en lo que concierne a los proyectos de Vaho de la Bruma, nótese que este blog permanece enterrado desde Julio de 2013, tras un año de deterioro progresivo y otro de notable silencio (cf. Recapitulación). El Fénix que de estas cenizas quizá nacerá, en Scribd, si es el caso, lo hará.
Derechos: la imagen de cabecera pertenece a Platinum FMD, mientras que la del fondo es de ¿Eric Sin (Depthcore)?

lunes, 4 de febrero de 2013

¿Por qué la limerencia está socialmente aceptada, y la heroína no?


Nota: si bien pretendía ser en un primer momento una apología a la heroína (o, más bien, un ataque a su contraparte por contraste), creo que al final se ha convertido más bien en lo contrario, en una no querida apología a la limerencia o enamoramiento (al menos por comparación). Sea como fuere, no soy competente para juzgar sobre ninguna de las dos cosas, por lo que este escrito cae en un completo vacío, siendo digno de ser ignorado.
Véase antes: ED

• La limerencia correspondida es, en principio, gratuita

• En heroína se viaja solo

• La limerencia es intrínsecamente transitoria

• La heroína es inerte: no puedes presentársela a tus padres porque no tiene tema de conversación, ni tiene excesivo sentido recitarle versos porque no necesita ser conquistada para no ser de zorra tildada, ni puedes planear un proyecto de vida, ni...

• Hay una justificación evolutiva para la limerencia: promover, en ultima (y no necesaria) instancia, la procreación como consecuencia del apareamiento

• La heroína es esencialmente infinita (su única criba es poder pagarla), por lo que no promueve la selección natural tan bien como los celos, la competencia entre machos y hembras por los alfas, etc.

• La limerencia es más tradicional

• Con la heroína, tú te regulas las tomas: peligro de sobredosis

• La limerencia rehuye el nihilismo

• El parecido es sólo en lo adictivo: los efectos en la salud de la heroína son mucho más graves

etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El pudor es un estigma social: descuartizame, y mis manos resquebrajadas te aplaudirn.